Instituto Libertad realiza exitoso primer ciclo de conversación “Academia Libertad”

Instituto Libertad realiza exitoso primer ciclo de conversación “Academia Libertad”

 

Los panelistas invitados fueron la historiadora Lucía Santa Cruz; el abogado y cientista político Cristóbal Bellolio y el filósofo Daniel Mansuy.

 

En una jornada que se extendió por casi tres horas, el Instituto Libertad organizó de forma exitosa el primero de una serie de ciclos de conversación denominado “Academia Libertad”, donde se busca abordar las diversas visiones de la política chilena y conocer las vertientes intelectuales de la centroderecha en el país.

 

En la actividad participaron el abogado y cientista político Cristóbal Bellolio, el filósofo Daniel Mansuy y la historiadora Lucía Santa Cruz.

 

Santa Cruz inició su exposición precisando que los problemas de la centroderecha son por las distintas vertientes o escuelas de pensamiento que se han desarrollado en el mundo, y que a pesar de las diferencias hay un punto común de reconocer como una base posible de un acuerdo más sólido y permanente la dignidad de las personas y sus libertades.

 

También enfatizó que con estos debates se abre la legitima discusión de si existe un eje divisorio liberal conservador en Chile en toda su excepción conceptual o bien esa fisura es demasiado diferente y lo que tenemos es un eje clerical anticlerical, católico laicista.

 

“El desafío mayor de la derecha es ponerse de acuerdo sobre temas que son muy relevantes y para eso el diagnóstico tiene que apartarse de los estereotipos que tienden a enfatizar las diferencias e ignoras los acuerdos”, argumentó.

 

Luego, Cristóbal Bellolio repasó la historia y el panorama del liberalismo profundizando en las tres “macro ideologías” como han sido el conservadurismo, el socialismo y el liberalismo, como “las tres grandes narrativas de la modernidad”.

 

Asimismo, Bellolio puntualizó que “el liberalismo es un proyecto esencialmente justificatorio del poder”, porque “tanto las ideologías contractuales como las evolucionistas de alguna manera vuelven a lo mismo, a cómo justificamos el poder”.

 

Cerró su intervención preguntando “¿cuál es la fuerza integracionista y fragmentaria en Chile? En algunas cosas en la Convención pareciera que la izquierda era la fragmentadora y la derecha quería integrar, no quería hablar de distintas identidades, quería integrar y que todo fuera neutro. Pero en la discusión económica -en la medida que la derecha justifica mayor desigualdad económica que la izquierda– ahí se produce un efecto más fragmentador y la izquierda parecería estar con las políticas universales en una dinámica más integracionista”.

 

Por último, Daniel Mansuy ahondó en los principios relevantes que existen en la centroderecha para cerrar estos acuerdos, la importancia respecto de las distintas vertientes ideológicas y cómo dialogan entre sí.

 

También precisó que por la migración el cambio demográfico sociológico que está sufriendo nuestro país es enorme y es una temática que Chile Vamos no ha desarrollado profundamente y no tiene una posición en común.

“Lo que tiene que lograr la derecha es un equilibrio (…) El gran equilibrio conceptual es la importancia atribuida a la autonomía y al mismo tiempo reconocer que somos dependientes”, sostuvo.

 

La instancia fue presentada por Sebastián Guerrero, presidente del directorio del Instituto Libertad y moderada por el director ejecutivo Luis Pardo, además de la participación del secretario general de Renovación Nacional, el diputado Diego Schalper.

 

Cabe precisar que esta fue la primera sesión de un ciclo de instancias formativas organizadas por el Instituto Libertad para los meses de enero, febrero y marzo.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter

Más Noticias

Reflexiones de un aniversario

  Desde hace un tiempo hemos visto como, ante momentos convulsos, han surgido liderazgos altisonantes, casi agresivos, que reclaman para sí alguna suerte de “pureza