Instituto Libertad realiza segundo Seminario de Reforma de Pensiones

Este jueves 5 de enero expertos se reunieron en el centro de pensamiento a analizar las ventajas y desventajas de la Reforma.

 

En dependencias del Instituto Libertad se llevó a cabo el segundo Seminario Nudos Críticos de la Reforma de Pensiones, que entrega herramientas para conocer los alcances de la Reforma de Pensiones impulsada por el Gobierno.

 

En esta oportunidad los encargados de entregar las diferentes miradas a la Reforma de Pensiones, fueron el Ingeniero Civil Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Doctor en Economía por el Massachusetts Institute of Technology, Salvador Valdés Prieto, así como también el Ingeniero Comercial mención economía, Universidad de Chile y Ph.D. en Economía, Universidad de Pennsylvania, Patricio Arrau Pons.

En su exposición Valdés, abordó mecanismos para mejorar los resultados del sistema, como por ejemplo la licitación de cuentas de afiliados de bajo monto, y baja rotación, para corregir la inercia del sistema y aumentar la competitividad de los actores, a su vez Arrau, trató la reorganización de la industria, cuestionando los fundamentos del proyecto del Gobierno para suponer economías de escala inexistentes.

 

Amos expositores coincidieron en criticar el riesgo que representa sacrificar toda la normativa vigente en materia de inversiones para evitar malas prácticas y conflictos de interés en la Reforma de Pensiones.

 

Además, la instancia fue moderada por el Director Ejecutivo del Instituto Libertad, Luis Pardo Sainz y contó con la presencia de investigadores y asesores legislativos.

 

Cabe señalar que este seminario se desarrolló dentro de un ciclo organizado por el Instituto Libertad, en el cual ya han expuesto el abogado Alejandro Charme, ex superintendente de Previsión Social, la economista Elisa Cabezón de la fundación Pivote y el también economista y experto David Bravo.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter

Más Noticias

Reflexiones de un aniversario

  Desde hace un tiempo hemos visto como, ante momentos convulsos, han surgido liderazgos altisonantes, casi agresivos, que reclaman para sí alguna suerte de “pureza